Compartir con:


El Instituto Colombiano para el Fomento de la educación Superior, ICFES, evalúa cada año a los estudiantes del grado undécimo en todo el territorio colombiano y una de sus pruebas es Ciencias Sociales y Competencias Ciudadanas. En este test evalúan conjuntamente el área de sociales y ciudadanas, enfoque que, cómo propuesta de evaluación conjunta, ofrece antecedentes y establece estándares a ser medidos (justificando diferentes rutas para preparar al estudiante frente a la prueba nacional SABER 11).

En particular, esta propuesta permite indagar por la comprensión de los estudiantes sobre el mundo social, su habilidad de establecer relaciones espacio-temporales entre distintos eventos y su capacidad de reflexionar y emitir juicios críticos sobre estos.

La prueba conjunta se orienta hacia la evaluación de conocimientos y competencias que permiten e impulsan la construcción de marcos de comprensión sobre el entorno, los cuales promueven el ejercicio de la ciudadanía y la coexistencia inclusiva (Cox C., Jaramillo R. y F. Reimers, 2005. Educar para la ciudadanía y la democracia en
las Américas: una Agenda para la Acción. BID.), dentro del marco que propone la Constitución política de Colombia.

 

Desde el año 2000 y hasta 2006 las ciencias sociales se evaluaron en SABER 11° con dos pruebas separadas: Historia y Geografía.

 

En la definición de la prueba de Historia se buscó superar el carácter enciclopédico que había caracterizado las pruebas precedentes y se defendió una aproximación a la historia como herramienta para enriquecer las visiones de mundo de los estudiantes y como referente para comprender las sociedades contemporáneas y examinar su devenir a lo largo del tiempo. En la prueba se evaluaba el desempeño en historia bajo la idea de que este requiere un dominio conceptual básico y un conocimiento de los procesos históricos entendidos como secuencias de eventos relacionados entre sí o que obedecen a patrones o situaciones del mismo orden (Sarmiento, 2004. “La nueva prueba de Estado: la prueba de Historia”. En: Evaluación por competencias. Matemáticas, Ciencias Sociales y Filosofía. Evolución de las pruebas de Estado ICFES. Bogotá: ICFES – Editorial Magisterio).

Adicional, se evaluaba la capacidad de los estudiantes para identificar cambios y continuidades y establecer relaciones entre periodos históricos o entre aspectos sociales, económicos, políticos o culturales de un mismo periodo. Los contenidos estaban organizados a partir de ámbitos y periodizaciones. Los ámbitos se entendían como campos de reflexión (política, económica, social o cultural) sobre los procesos históricos y las periodizaciones como un criterio temporal de organización.

 

En la definición de la prueba de Geografía (Narváez 2004. “Prueba de geografía. Reflexiones sobre el quehacer evaluativo del ICFES en las últimas décadas”. En: Evaluación por competencias. Matemáticas, Ciencias Sociales y Filosofía. Evolución de las pruebas de Estado ICFES. Bogotá: ICFES – Editorial Magisterio) se abogaba por una aproximación a esta disciplina como herramienta para comprender y explicar las dinámicas espaciales de los fenómenos sociales. En el marco de la prueba se consideraba que un buen desempeño en geografía necesitaba herramientas de pensamiento para identificar y caracterizar fenómenos espaciales; reconocer similitudes y diferencias entre ellos; establecer relaciones de causalidad y explicaciones coherentes y justificadas; plantear hipótesis y hacer predicciones a partir de tendencias; formular alternativas de decisión y acción; y manejar escalas cartográficas.

 

De manera análoga a la evaluación del área de Historia, los contenidos de la prueba estaban organizados por ámbitos (cultural, político, económico, social y físico).

 

En 2006 el Ministerio de Educación Nacional publicó los Estándares Básicos de Competencias en Ciencias Sociales (MEN 2006). En este documento se hace especial énfasis en la necesidad de desarrollar el pensamiento científico y las habilidades para valorar críticamente la ciencia y sus usos sociales. Adicional, se concibe la formación básica en ciencias como indispensable para comprender el mundo contemporáneo y desempeñarse de manera adecuada en él.

En los Estándares se considera que la formación en ciencias sociales debe ofrecer al estudiante las mismas herramientas de pensamiento que se tenían para historia y geografía para construir explicaciones; buscar y analizar información y establecer relaciones; y se añade buscar soluciones contextualizadas a problemas; usar de manera responsable los conocimientos sobre el mundo social; analizar críticamente las construcciones de las ciencias sociales y sus usos dentro de parámetros éticos; explorar de diferentes maneras hechos, fenómenos, acontecimientos; reconocer diferentes puntos de vista sobre un asunto y usar de manera creativa y crítica distintos recursos metodológicos de las disciplinas sociales. Los estándares del área se organizaron a partir de tres categorías básicas:

En términos esquemáticos,

En la primera categoría se agrupan aspectos relacionados con la apropiación de metodologías de indagación de las ciencias sociales (analizar críticamente documentos, clasificar, comparar e interpretar información).

En la segunda, aspectos relacionados con los contenidos del área (Frente Nacional, guerras mundiales, procesos de urbanización);

Y, en la tercera, aspectos actitudinales (respeto diferentes posturas frente a fenómenos sociales; asumo una posición crítica frente a situaciones de discriminación).

 

Una vez publicados los Estándares, el ICFES construyó una nueva propuesta de evaluación para ciencias sociales cuyo objetivo principal fue articular lo evaluado en la prueba con los estándares de formación para el área. Desde ese momento se evalúan en una misma prueba elementos de las disciplinas de historia, geografía, sociología, antropología, ciencia política y economía. En el marco de esta prueba, que se encuentra vigente hasta la fecha (2022), se busca obtener evidencias sobre las herramientas con que cuentan los estudiantes para: describir, identificar, reconocer y clasificar información sobre el mundo social; plantear causas, efectos, relaciones y explicaciones de hechos sociales e históricos; imaginar hechos futuros a partir de estados iniciales y plantear alternativas de solución a distintos tipos de problemas, situaciones o fenómenos sociales.

 

Para terminar, al revisar evaluaciones internacionales que se usan actualmente en el área de sociales se encuentra que buscan evaluar si los estudiantes cuentan con herramientas de pensamiento para comprender interdependencias e interconexiones entre eventos históricos y fenómenos sociales; si usan conceptos en la construcción de explicaciones sociales; si identifican cambios y permanencias en el desarrollo histórico de distintos fenómenos; si analizan usos de evidencias en la construcción de interpretaciones; si formulan conclusiones a partir de evidencias; si examinan consecuencias de decisiones y acciones; si analizan las ventajas y desventajas de la aplicación de teorías sociales y si comparan distintas interpretaciones sobre un mismo evento o fenómeno, cómo amplían Seixas, Peter, 2006. Benchmarks of historical thinking: A framework for assessment in Canada. Tomado de: http://historicalthinking.ca/documents/benchmarks-historical thinking-framework-assessment-canadSeixas 2006; y, ANCARA, 2012. Australian Curriculum, Assessment and Reporting Authority. The Shape of the Australian curriculum: civics and citizenship. Tomado de: http://www.acara.edu.au/verve/_resources/Shape_of_the_Australian_Curriculum__Civics_and_Citizenship_251012.pdf.

 

Cómo conclusión, en la revisión de evaluaciones internacionales, de los Estándares y de las evaluaciones previas y vigentes de Ciencias Sociales en el ICFES, se destacan los siguientes elementos que es necesario incluir en una evaluación de ciencias sociales:

 

 

Calificar

0 / 5 Resultados 5 Votos 1

Sus Valoraciones:

0
X
Join our newsletter and get 20% discount
Promotion nulla vitae elit libero a pharetra augue
X
X